José Gahona: - No me interesa agradarle a todo el mundo - (Nota Fernando García "Clarin") 25/04/2013

Abrí tus ojos / Entrevista texto /




Nuevo plato fuerte del reggae sudaca y figurita difícil para las notas, José Gahona tiene todo listo para despedir su último disco en el Luna Park. Autogestión, masividad y el enojo de los fans.
Nota por Fernando García Minervini para Clarín

"Qué loco, no me había dado cuenta, ¿sabes?". El latiguillo, acompañado por una mueca de asombro, se reitera a lo largo de la conversación. José Gahona, líder y alma creadora de Zona Ganjah, parece recién aterrizado al planeta Tierra. Inocente, fuera de tiempo y espacio, ajeno al agite de la calle, se sorprende por las preguntas y consultas del cronista sobre la actualidad.

Paradójicamente, su mensaje de música consciente viajará directamente a los oídos de cientos y cientos de personas que, lejos del retiro espiritual, pelean round tras round con la rutina. ¿Y qué tiene para decirles desde la distancia? Veamos… Chileno de nacimiento (“con 11 años ya rapeaba en la calle”), reside desde hace varios años en Potrerillos, localidad mendocina escondida entre las montañas, donde compone, graba, edita, masteriza, mezcla y piensa en el arte de tapa. Sí, todo. Amante de la cultura del do it yourself, lo que no pasa por sus manos, no es de fiar. La misma línea siguió para realizar sus cinco discos de estudio y así tiene pensado seguir trabajando en un futuro. ¿Y sus compañeros? Alternan y cambian según el lugar del show. “Actualmente estoy trabajando con músicos mendocinos. Después de haber tenido experiencia en grupos que se separaban por diferencias de opinión, decidí crear un proyecto que no dependiera de muchas cabezas sino de una sola”, dice. Por eso, José es Zona Ganjah.

Despertar (2012), de sonido prolijo y compacto, bases digitales y alguna guitarra perdida por ahí, lo encuentra predicando sobre desigualdades, liberación, flores y semillas. Mensaje reggae por excelencia, ¿es aplicable a la realidad y el público que nos rodea? Si de convocatorias se trata, tenemos que decir que sí. Dentro de un género que supo ser boom y apagarse lentamente, Zona Ganjah tomó la posta que dejó Dread Mar I: llenó el Malvinas Argentinas en agosto de 2012 para la presentación de Despertar y se prepara para despedirlo a todo ritmo en su inminente presentación del Luna Park, el próximo 9 de mayo. Pero cuando José reconoce su falta de tacto exterior, el mensaje se torna, por lo menos endeble, vulnerable. Ese paso de la realidad a la ficción, de lo verídico a lo ideal, de su mundo y el del oyente, es lo que quiere explicar.

–¿Cómo conviven el concepto de autogestión y una fecha tan grande como la del Luna?

Hay gente que ve que vamos a tocar en el Luna Park y se ofende, nos acusa de comerciales. No entiendo qué quieren, ¿una banda para pocos, que no la conozca nadie, de culto? A ellos no les interesa que nos masifiquemos y a mí no me interesa agradarle a todo el mundo, tengo un mensaje para dar y si eso significa charlar con medios de comunicación, entonces lo tengo que hacer.

– ¿Por qué te cuesta tanto dar entrevistas?

Yo desarrollé una faceta musical, me cuesta abajo del escenario, no me considero alguien extrovertido que puede hacer una sesión fotográfica. En mi vida los medios de comunicación no existen, no suelo leerlos ni mirarlos, salvo Internet que es libre. –Repetís el concepto de música consciente, ¿tiene cierta carga política? Mi mensaje apunta a las personas, no creo que esté bien fijar la crítica en políticos, es cómodo echar culpas a otra persona por la situación en la que estamos. No creo en líderes, no espero a alguien que llegue y me salve la vida. Jesús no nos dijo: “Hagan lo que quieran mientras yo llego”.

–¿Y cómo notás a la gente en ese sentido, hay un cambio?

En verdad no sé bien lo que pasa, llego a un país y al no consumir medios no me entero de nada. Sólo comprendo la escena al momento de salir a tocar, si a la gente le gusta o no, si está feliz.

–¿Y sobre qué componés si no estás al tanto de esa realidad?

Es un mensaje atemporal... No me había dado cuenta, pero es así. No entiendo la forma en que funciona mi inspiración, una letra que escribí en 2003 sigue vigente. Mi mensaje es integral, convivimos con la música, ¿por qué no utilizarla para incorporar enseñanzas? Aprovecharla para bien, sin provocar morbo o esas giladas que hace el reggaetón.

–¿A la escena local cómo la ves?

El reggae mutó mucho de las letras crudas de Sumo al mensaje de autoayuda de Dread Mar I. No conozco Sumo, nunca los escuché. Pero esos sub géneros tienen que convivir, es como el rastafarismo dividido en boboshantis y nyahbinghis. Nadie debe ofenderse por escuchar algo que no le gusta, si no pasa lo que le sucedió a Zona con los fans enojados por la masividad.

–¿Tiene techo o fecha de vencimiento tu proyecto?

Para nada, este año Zona cumple una década y me sorprende lo rápido que pasó, aunque siempre supe que tendría ésta repercusión. No tengo contrato con discográficas que me apuren, pero ya tengo listo mi próximo disco. Porque me gusta y la gente necesita sacarse la venda de los ojos. http://www.youtube.com/watch?v=acyeliNMfVk



Incómodo. “No creo que las fotos ayuden a difundir mi mensaje”. (Foto: Néstor Sieira)

Comentarios

Musica Consciente

La idea del Proyecto Zona Ganjah nace en Jose Gahona (vocalista) aproximadamente en el año 2003. Luego de tener la oportunidad en su niñez de participar en varios proyectos musicales, de diferentes estilos, y viendo que estos proyectos no concretaban los objetivos por diferencias entre los integrantes, decide crear un proyecto propio, en el cual el pudiera controlar la musicalización y producción completa del proyecto, para así no depender de nadie para avanzar, a paso firme.